21 octubre 2008

Por qué yo también dejé de ser de izquierdas

Se acaba de publicar un ensayo, Por qué dejé de ser de izquierdas, en el que doce intelectuales explican los motivos por los que abandonaron la izquierda. Ciudadela, la editorial del libro, ha creado un espacio en su web en el que todo aquél que lo desee puede contar su propia experiencia al respecto. Ahí va la mía.

Entre mis numerosos pecados se encuentra haber sido de izquierdas. Mi padre ha sido, y lo sigue siendo, un socialista de estricta observancia. Con esto quiero decir que es un votante del PSOE de los fijos, de los que jamás se plantean nada el día de reflexión. Y un afiliado a la UGT. No sé si su socialismo va más allá. En cualquier caso nunca le he escuchado condenar la dictadura de Fidel Castro o los crímenes de la URSS. Pero seguro que ese tipo de regímenes le repugnan. Siempre ha presumido de ser un demócrata de toda la vida.

Con apenas cinco años de edad ya me llevó al entierro de Enrique Tierno Galván. Y con eso de que los niños hacen lo que ven en casa, mis primeras imágenes políticas los asocio a la simpatía que me producía Felipe González cuando lo veía en la televisión. Era uno de los nuestros. Recuerdo que para los debates entre Aznar y él previos a las elecciones de 1993, que vi con mis padres y mis hermanos mientras cenábamos, elaboré una pequeña pancarta en apoyo del PSOE y contra el líder del PP. Un año antes de aquello, con motivo de la huelga general, fui con mi padre a la manifestación que montaron los sindicatos. Todos esos episodios, y muchos más que ya he olvidado, se aderezaban con las canciones de Víctor Manuel, Serrat y tutti cuanti, que, a fuerza de repetidas, me acabaron entusiasmando.

Pero poco a poco me fui desenganchando. Creo que fui de izquierdas hasta los doce o trece años. Desde muy pequeño pasaba la noche de los viernes en casa de mis abuelos paternos. Mi abuelo es un militar que participó en la guerra civil en el bando nacional. Por tanto, conoció de primera mano como se las gastaba el otro bando, el del Frente Popular. El relato que me hacía del funcionamiento de las checas es uno de los recuerdos más escalofriantes de mi niñez. Y mi abuela permaneció en Madrid durante toda la guerra, con lo que padeció el régimen de terror que implantó el Frente Popular. La cantidad de desmanes y crímenes que me ha contado de ese periodo desbordan el objeto de esta reflexión.

De las conversaciones con mis abuelos aprendí que el comunismo es un horror. Y por eso yo nunca he sido comunista. Pero la razón por la que empecé a dejar de ser de izquierdas, la razón por la que comencé a alejarme de los postulados que en mi casa se daban por obvios, hay que buscarla en los nacionalismos.

Yo podía ser de izquierdas, considerar que la izquierda se preocupa por los más desfavorecidos y que busca el progreso, creer que la cultura es algo que pertenece a la izquierda y que por ser de izquierdas uno es mejor persona. Pero lo que no entendía era que los nacionalistas vascos y catalanes, que pretendían la independencia de unas partes de España que yo consideraba propias, recibieran siempre la comprensión de la izquierda. No entendía que las personas de izquierdas se sintieran más a gusto con una ikurriña o con una senyera que con una bandera de España, que en la mayoría de los casos despreciaban abiertamente.

Por ese odio a España que la izquierda, sin apenas excepciones, exudaba, dejé la ideología que casi desde la cuna se me había inculcado. Fue un proceso natural, nada traumático. Con el paso de los años me hice liberal, que es la doctrina política que más perturba a la izquierda. Pero antes de eso me fui dando cuenta de que todo en los izquierdistas es impostura, que defienden para los demás lo que no quieren para ellos (la escuela o la sanidad pública son sólo dos ejemplos), que se les llena la boca de democracia mientras apoyan todo tipo de dictaduras, que presumen de mentalidad abierta a la vez que se comportan de manera despótica con las personas que les rodean...

A estas alturas de mi vida no tengo muchas razones por las que sentirme orgulloso. Pero una de ellas, y sin duda de las más importantes, es haber dejado de ser de izquierdas.

3 Comments:

At 05:03, Anonymous miguel ángel gómez said...

No creo que nunca hayas sido de izquierdas, puesto que no eres capaz de ir más allá de la parodia, es decir te limitas a describir a la izquierda desde la caritura que hacen sus adversarios, y no desde las vivencias reales de alguien que realmente haya sido de izquierdas.

Si quieres saber si tu padre condena las dictaduras en Cuba o la URSS, ¿por qué no se lo preguntas?

 
At 13:43, Anonymous Anónimo said...

Quizá el único postulado que es valido hoy en día del marxismo es aquello de proletarios del mundo uniros. Ese pensamiento es el que hace de la izquierda una fuerza Internacionalista, de hay que no tengamos espíritu nacional,(lo cual no quiere decir que no vayamos con nadal, o cantemos el gol de torres en la final de la eurocopa, o que cuando estamos en el extranjero nos encontremos con un paisano y nos de un subidon de alegria) pero ese pensamiento no es pura casualidad, cuando hablas de las muertes de las checas, no hablas de todas las muertes que ha habido en nombre de banderas y nacionalismos son casi tantas como las que ha habido por culpa de la puta religión digamos que si sumamos muertes entre las dos stallin y hitler recordarían a santa Teresa de Jesús, eso no quiere decir que estos lo sean por que todos tenemos claros lo miserables y asesinos que han sido. Pero la defensa de esa bandera o cualquier bandera no merece la gota de sangre ningún hombre y claro la gentuza como tu nunca ha tenido claro ese concepto, el que ninguna idea merece la muerte de otro hombre, que el fin nunca justifica los medios.
Eso no quiere decir que la izquierda nunca se hay equivocado claro que se ha equivocado pero la reflexion de los postulados del marximo ha llevado a la Socialdemocria, la cual no mantiene dictaduras del proletariado, ni aparatos represores, ni tonterias que dices tu. Una Persona como tu nunca fue de Izquierdas, no solo por que quieras defender tu patria de todavia no se que, y acosta de todo si no por que una persona que piesan que ancianos que han perdido su jubilacion por una carencia de regulacion en el mercado yanki piensa que se jodan, o por que la sanidad es para lo gente que se lo pueda pagar, o por que los pisos son para los que se le puedan pagar, o por que la seguridad es para los que se la puedan pagar. te has puesto a pensar que con la intervencion de todos los gobiernos metiendo dinero a los bancos para mantener el sistema que no funciona y que en el primer mundo tenemos, se podria haber erradicado el hambre en el resto del mundo, seguro que no y es por que careces de la humanidad que una persona de izquierdas tiene, solo por todo esto en tu puta vida has sido de izquierdas.

y a modo de consejo espero que nunca hables de política con tu padre, por que ni esta merece una discursion con la gente que mas te quiere y que daria la vida por ti, no esperes que tu camaradas de la derecha hiciesen eso por ti.

 
At 08:10, Anonymous Anónimo said...

Conozco a muchos "tu padres", ya que la persona que caricaturizas como "tu padre" (supongo que una licencia literaria) por suerte hoy en dia está representada por la mayoria del pueblo español, la mayoria que hace posible que gobierne el PSOE, entre los que me incluyo y a mucha honra.

Naturalmente es un voto no meditado, nos sobra el dia de reflexion, no tenia que valer como el vuestro,.. pero mientras arreglas esos problemas, y consigas que voten solo los "ilustrados", te puedo decir que los "tu padres" detestan cualquier regimen politico en el que exista el delito de opinion, pero no hay que irse tan lejos, detestan regímenes que permitieron que se pagara con la vida o con 30 años de carcel el tremendo delito de ser "sindicalista", y ademas se enorgullecen de haber contribuido en su medida a vivir en un pais en el que se consienta que permanezca abierto un blog como el tuyo sin que pase nada.

¿Lo entiendes mozalbete?

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Locations of visitors to this page